Follow by Email

lunes, 9 de mayo de 2016

ANDROPAUSIA (siete sonetos)


Dedicada a todos los hombres que piensan que desahogar sus sentimientos los hace menos hombres.



1

Si pasando los cuarenta
ya te asalta la andropausia,
y la edad ya te desahucia
la más joven cornamenta,

y el espejo es una chanza
que te pone en duro brete:
donde había un mozalbete
ahora muestra un sancho panza,

y te pesan ya los años
y el badajo no se empina
como se empinaba antaño,

¡no me seas carcamal!
Deja en paz a la vecina,
¡y sé más digno, chaval!


2

Conducir un deportivo,
ajustar los pantalones
(que se noten los cojones):
sentirás que estás más vivo.

Flirtear con veinteañeras,
sonreír impunemente
y rayando lo indecente
estudiarle bien las peras.

¿Pero hablar sobre el asunto?
Eso el mito lo prohíbe,
pues un hombre no concibe

desahogar su frustración.
¡Eso es de maricón!
No has de hablar de esto y punto.


3

¿Y por qué será que un hombre
a explayarse no se atreva,
escapando de su cueva
sin que a algunos eso asombre?

¿Es que a un hombre está vedado,
no ser ya una plañidera,
sino al menos que pudiera
descargar de lo tragado?

Reprimida la mujer
como el hombre en su doler.
Reprimidos ambos son.

El machismo tiraniza
y ambos sexos paraliza.
Es la misma la prisión.


4

Macho ibérico, no puedes
bajar nunca esa, tu guardia,
así sufras taquicardia
compostura guardar debes,

ceño prieto, mueca dura
cual estatua de soldado
que se enfrenta así a su hado
arrostrando la aventura.

A quejarte no te atrevas,
y del sitio no te muevas
aunque estén lloviendo balas.

Cuando muerto, tu epitafio
quizá diga algo muy zafio:
“DE SER NECIO HICISTE GALAS”.


5

¿Y ahora? ¿Quién te llora?
¿Quién tu ausencia se lamenta
si jamás te diste cuenta,
hasta que llegó tu hora,

que cerrado el corazón
al humano sentimiento
provocó envilecimiento
y del resto la escisión?

Si a vivir volver pudieras,
¿vivirías diferente,
más cercano a esa, tu gente?

Meditarlo ahora debieras,
pues tu Yo aún no se ha disperso:
fue tan sólo broma en verso.


6

Ya que aún no estás deceso
que estás vivo que se vea,
grita y llora y patalea,
que es señal de tener seso

desahogar el sentimiento
que, enquistado, te envenena
y la vida te la drena
del tejado hasta el cimiento.

No lo tomes por rutina,
pero un día a la semana
no será cháchara vana.

No hay verdad que te defina,
que al vivir la vida a diario
no es el tiempo tu adversario.


7

No ha de ser ningún dolor:
te haces viejo, es ley de vida.
Si lo niegas es herida
que avergüenza al portador.

Si fluyendo con natura
bien lo aceptas, al contrario,
tornarás mucho más sabio.
Esto es cosa segura.

Todo tiene su momento,
todo tiene su lugar,
todo fluye sin cesar.

En eterno movimiento
todo viene y todo va.
Estar vivo bastará.



43 comentarios:

  1. La mala educación... Los hombres no lloran... Tampoco lamentos... Eso es de señoritas.
    Me gustó mucho tu canto a esa libertad de airear la decadencia del varón... Nuestros cuerpos envejecen y eso es ley de vida... La mente rejuvenece al nutrirla de emociones.
    Genial, Alfredo.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Auroratris, siempre es un placer tenerte por aquí, por mi pequeño rinconcito, donde siempre eres más que bienvenida.

      Besos.

      Eliminar
  2. Creo que es un estereotipo ya caduco, ahora los hombres lloramos más y mejor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguro, amigo? Yo aún conozco a demasiado hombres que tropiezan con esta misma piedra una y otra vez. Está claro que el personaje del poema está llevado al paroxismo para darle un toque tragicómico. Pero, por lo general, es muy raro que un hombre desahogue sus penas ante otro.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Verdaderos y francos sonetos. Resistirse a envejecer presiona mucho. Al hombre le da por buscar juventud por contagio.
    Un abrazo... que tengas feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que, a ciertas edades, cuando un hombre comienza a darse cuenta de que ya no es lo que era, de que está perdiendo las fuerzas y las capacidades que tuviera antaño, comienza a perder a la par la seguridad en sí mismo y la autoestima. Y, errónea aunque culturalmente, sale a buscarla donde no debe ni se encuentra, ya sea en mujeres más jóvenes, o en toda clase de experiencias al límite. Es patético, pero sucede.

      Abrazos, y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  4. Genial, genial, genial..... si señor. Eso es. Me llegaste a ...... la andropausia.... jajajajjaja. Gracias de todo corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejejeje! Muchas gracias, muy señor mío. Mucho me temo que de estos achaques ninguno escapamos.

      Un cordial abrazo.

      Eliminar
  5. Jajjaja, qué bueno. Niño, has pasado del cachondeíto a lo profundo como sí na. A mí no me hables de "pausias", hasta el moño estoy.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, jefa, me encanta que haya gustado.

      Por cierto, no sé por qué dices que estás hasta el moño de "pausias", si no debes tener mucho más de veinte años...

      Besotes.

      Eliminar
  6. Muy bueno, sobre todo porque está escrito por un Hombre... bravo!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alma, me alegro muchísimo de que te haya gustado.

      Besos.

      Eliminar
  7. Muy bueno, Alfredo, sublime… Una verdadera lección de vida y de valores. Todos somos seres que sentimos y padecemos. Todos somos racimo de emociones y sentimientos, es pues que por ley natural debemos expresarlos si así lo sentimos.

    Y en cuanto a la edad… Qué importa el tiempo, qué importan los años. Estamos vivos y sintiendo. Elijamos pues el camino que nos haga sentir plenos y dignos. Siendo, desde la naturalidad de lo que somos y sentimos.

    Un verdadero placer leerte, amigo…

    Mil Bsoss y feliz semana que comienza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi queridísima Ginebra, como siempre tu comentario refleja fielmente cuanto he querido decir, pues siempre nos reflejamos mutuamente en nuestras letras, amiga mía.

      Muchísimos besos, y muy feliz semana.

      Eliminar
  8. jajajajajajaaaaa perdona alfredo pero no dejo de reír, aparte de la risa me encantó con la naturalidad y soltura que expresas realidades en libertad plena y visión del ser humano, la edad apenas es un número ciertamente y si, los hombres tenéis derecho a la queja que unos buenos mimitos también merecéis.:P
    Un besazo grande, grande, compañero.
    Por supuesto...comparto y aireo estos sonetos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que perdonar, mi querida amiga Yayone, estos sonetos hablan precisamente de la libre expresión de los sentimientos, y no hay expresión más sana que la risa. Así que ríase usted a gusto, que con ello harás mis delicias. :)
      Besos, mi hermana de letras.

      Eliminar
  9. Me he reído un montón con las ocurrencias tan simpáticas, y a la vez tan certeras, de esta colección de sonetos que no deja cabo sin atar sobre el macho ibérico y lo que le ocurre cuando envejece, que es justo lo contrario de lo que le pasa al jamón del mismo sitio, jeje. Aunque bueno, la "pitopausia" empieza un poquillo más allá de los 40, ¿no? Que hoy, más que nunca, se estila eso de "la vida empieza a los 40", así que yo creo que todavía no hay que poner el grito en el cielo y esperar a que lleguen los 50, que ahí ya que sí que no habrá más remedio que conformarse con lo que quede y aceptarlo como buenamente se pueda, jeje. Comparto tus sonetos con el mayor de los gustos. Besos y feliz semanita :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Mayte, el problema es que, llegado a cierta edad, que suele estar entre los 40 y los 50, el hombre comienza a darse cuenta de que ya no es capaz de hacer todo lo que hacía antaño, que va perdiendo facultades y capacidades, y eso pasa factura a su autoestima. Claro que esto es algo irracional, pues si bien pierde algunas cosas, también es cierto que gana otra mucho más valiosas. Pero claro, ¿quién ha dicho que el hombre sea racional?

      Besos, y feliz semana.

      Eliminar
  10. Qué buenooooo....
    Estás sembrado.
    Muy ingenioso.
    Te felicito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Con lo que me cuesta a mí hacer un soneto y tú vas y escribes siete como quien no quiere la cosa. Y con tanta enjundia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía el otro, "la culpa es de la noche, que me confude"... jejejejeje! ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Vaya exhibición de saber en verso!

    Hay demasiados clichés sobre hombres y mujeres,y muchos los siguen a pies juntillas...desgraciadamente.

    Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.

      Seguimos tantos clichés, que olvidamos seguir el camino de la vida, que es el único que debería importarnos.

      Besos.

      Eliminar
  13. Perooooo qué buenos están estos sonetos tan simpáticos que me han sacado sonrisas, Alfredo, un placer leerte.

    Los hombres son personas con sentimientos, y también son seres sensibles como las mujeres, o incluso, pueden serlo más, porque no se trata de razón de género, y porque os pongáis máscaras escondiendo vuestras emociones vais a ser más hombres que si os desahogarais, para nada es así, pero lo que sí creo es que los hombres sois algo más reservados para contar los problemas, que las mujeres, que preferís silenciarlos intentándolos dar soluciones vosotros mismos, mientras que las mujeres somos más de contar lo que nos pasa.

    Me encantó venir a tu blog, y leerte, Alfredo, y mil gracias, por los reflexivos e interesantes comentarios que me dejas en mi blog, la verdad es que... ¡¡¡¡me encantan!!!! yo también charlo, como tú, respondiéndolos todos, aunque voy más despacito.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, amiga María, si he conseguido hacerte sonreír a la par que reflexionar ya me puedo dar por satisfecho.

      Y respecto a lo que comentas, tienes toda la razón. El problema precisamente es que los hombres muchas veces nos obcecamos en pretender solucionar nosotros solos un problema, sin hablar con nadie de ello, cuando lo que nos agobia no es realmente un problema. En este caso es algo tan natural como el paso del tiempo. Pero como muchos lo ocultan bajo una losa de silencio, no hay nadie que les pueda venir a decir que se están obsesionando con una tontería.

      Ya sabes que por mi rinconcito siempre eres más que bienvenida. Yo pienso seguir pasando por el tuyo, porque me encanta lo que escribes, y siempre me hace reflexionar y me lleva a esas charlas tan interesantes que tenemos, cuando podemos, cada cual a su ritmo.

      Un beso.

      Eliminar
  14. ¿Que más puedo añadir? con que simpatia y humor pones el dedo en la llaga.

    Un abrazo mi niño sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, mi niña linda.

      Abrazos de oso de peluche gigante.

      Eliminar
  15. Los hombres a veces van de machos pero luego por los rincones también lloran, esos estereotipos de duros está obsoleto, ellos no son de piedra, y con la pitopausia le pasa como a las mujeres lo que pasa es que ellos lo llevan de otra forma menos visible.
    Me has hecho sonreír durante un rato, eso es de agradecer.
    Un abrazo Alfredo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hacer sonreír a la par que reflexionar siempre fue la intención, así que me doy por satisfecho.
      Un abrazo, amiga Puri.

      Eliminar
  16. Muy gracioso y simpático el poema, se lee muy fácil y tiene un ritmo que fluye. Me ha gustado. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te haya gustado, Sara, gracias por leer y por comentar.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Joder, me ha encantado XD Ya desde el principio con lo de 'sujetarse los cojones' me has ganado totalmente. Muchos machos alfas tendrían que leer esto y encauzar un poco sus cabezas, ¿no crees? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, y de qué manera... Jejejejeje! Me alegra muchísimo que te haya gustado, amigo Holden.

      Abrazos.

      Eliminar
  18. Tocas todos los palos en estos sonetos , querido Alfredo,
    sembrado de la cabeza a los pies has estado y es que el llevar por bandera ese machismo de antaño ya no está de moda , si es que alguna vez lo estuvo, tantos clichés nos enseñaron de boca en boca que por suerte en este caso tanto hombres como mujeres se han ido por las ramas y han hecho de su capa un sayo. Ante el espejo ni machismo ni feminismo, ser uno con su esencia e intentar llevar esos años lo mejor posible y con una sonrisa


    -----

    y hablando de sonrisas , ea espero que al menos se dibuje un esbozo en tu cara
    https://www.youtube.com/watch?v=7lcc62nrl9Y

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que llevar ese machismo ya no está de moda. Pero también es cierto, amiga María, que el hombre, por más liberal que sea, sigue siendo demasiado reservado con sus sentimientos. Esa es una deuda que tiene pendiente: aprender a hablar de lo que le bulle dentro de una manera normal y natural.

      Y por cierto, sí que me echado unas risas con el vídeo del anuncio del coche, es total!

      Besitos.

      Eliminar
    2. Por eso yo siempre cargo pistola, saca corchos y esa pizca de intuición que me incita a preguntar y a respetar si es necesario el silencio pero haciendo ver que no es bueno
      es más un hombre que muestra sus sentimientos sin pudor tiene ganado el corazón y el cariño de una mujer

      :-) el vídeo mola y hay una segunda parte mejor pero no viene a cuento

      Eliminar
  19. Chapeau, compañero un placer el haberte encontrado. Abrazos sonetos y pareados, si te parece intercalamos alguna cuaderna via

    ResponderEliminar
  20. El orgullo, tanto para los hombres como para las mujeres, me parece una tontería que sólo crea problemas. Creo que hace más mal que bien. Y qué narices, ¡saber expresar los sentimientos es bello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? Y lo a gusto que se queda uno después...

      Saludos, y feliz lunes y comienzo de semana.

      Eliminar
  21. Busco buenas historias, alguna demencia, completa diversión...

    Me aconseja algo compañero???

    Me gustó este poema reivindicativo

    Firma

    Román

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo mío, ya sabes que todo lo mío es tuyo, aunque últimamente he estado descolgado de estos lares cibernéticos, y la vida real se ha impuesto sobre la virtual. Pero, como decía siempre Fu Manchú al final de sus películas: "El mundo volverá a saber de mí..." Jejejejejeje!

      Eliminar